Dónde estamos +

Av. Rivadavia 2319 11º Piso
Dpto. A Ciudad Autónoma de
Buenos Aires, Argentina
+54 11 49519907
+54 11 49527599

info@cubra.info
contacto@cubra.info

COVID-19 y bioética para el profesional de laboratorio.
Publicado el 13 de Julio de 2020

Informe comité de ética en investigación de CUBRA (COdEICU).

Principios éticos.

En este documento se mencionan pautas de igual orden jerárquico y todas deben ser consideradas e interrelacionadas al momento de su aplicación en aquellas condiciones que impliquen dilemas éticos. 

Los bioquímicos y otros profesionales del laboratorio clínico deben hacer su trabajo de conformidad con toda la legislación vigente, nacional y de las provincias, para asegurar la protección e integridad de pacientes, su propia integridad y la de las muestras obtenidas, de colegas y otros miembros del equipo de Salud, de la sociedad y del medio ambiente, y para ello deben adherir a los siguientes principios: 

1. Realizar Prácticas seguras: Practicar únicamente aquellos procedimientos para los cuales se poseen los conocimientos y aptitudes necesarias actuales que demuestren su competencia, identificar situaciones de riesgo de modo de minimizar el daño al paciente, a sí mismo y a colegas, intervenir siguiendo pautas institucionales para asegurar que no se realicen procedimientos inseguros o poco éticos, asumir la responsabilidad por los errores propios o de terceros y proceder para evitar o reducir daños asociados, propender por condiciones de trabajo que permitan prácticas seguras y éticas. 

2. Garantizar la Confidencialidad: Cumplir con la legislación y normativas vigentes sobre la privacidad en la recopilación, uso y divulgación de información confidencial, guardar en forma confidencial cualquier información profesional o personal, obtenida por diferentes vías en salvaguarda de los pacientes, no hacer uso de dicha información en detrimento de un paciente, o para beneficio propio o de otra persona, disponer de la información relevante solo para la tarea profesional en realización, difundir información bajo autorización formal ajustándose a la legislación vigente, comunicar y resolver conflictos de interés en salvaguarda de la información y la mejor atención del paciente.

3. Asumir Responsabilidades: Ante el paciente, la sociedad y el medio ambiente, de llevar a cabo prácticas seguras y lícitas y hacer uso apropiado de los recursos, liderar y promover la salud y la prestación de servicios de Salud de calidad, en particular, de los de laboratorio que se presta, asegurar que se sigan los procesos de consentimiento informados y de autonomía de los pacientes. 

4. Asumir conductas y actitudes profesionales: Brindar un servicio óptimo, con dignidad, sin hacer ningún tipo de discriminación racial, religiosa, sexual, por identidad de género, edad, estado de salud o discapacidad mental o física, estimular la confianza del paciente mediante los mejores estándares posibles de competencia y conducta profesionales, colaborar con pacientes y con integrantes del equipo de Salud para brindar la mejor atención al paciente.

5. Mejorar continuamente el desarrollo profesional: Actualizar sus conocimientos y contribuir al desarrollo de la profesión compartiéndolos, participar en procesos colaborativos y educativos interprofesionales y adoptar avances científicos que signifiquen resultados positivos para el
paciente. 

Los 5 puntos enumerados no hacen más que hacer explícito el accionar de los bioquímicos como profesionales de la salud que, además de cumplir con su deber estrictamente profesional según sus conocimientos y aptitudes, deben cumplir aspectos legales contemplados en: 

a) la normativa establecida por las Leyes Nº 26.529 y 26.742 que corresponden a las que establecen los derechos de los pacientes, como así también, el DR 1089/12 que reglamenta dicha normativa.

b) tener presente la Ley de Protección de los Datos Personales, Ley Nº 25.236, y estar atentos en la situación que podría darse en el contexto actual de pandemia que, en su Art. 10, punto 2,  en cuanto al consentimiento, establece que el obligado (bioquímico/a) podrá ser relevado del deber de secreto por resolución judicial cuando medien razones fundadas relativas a la seguridad pública, la defensa nacional o la salud pública.

c) respetarse la normativa expresa del Código Civil y Comercial de la Nación, en materia de derechos personalísimos y en materia de salud y, por último y no menos importante, comportarse éticamente y contemplar las normativas concernientes a Bioética y Derechos Humanos.

Adoptar todas estas prácticas y comportarse de una forma respetuosa, reflexiva, compasiva, honesta y equitativa. 

Estigmatización de diferentes grupos.

Ante el pasaje de la condición de epidemia a pandemia COVID-19, el temor que se instala en el mundo hace que se perciba a ciertos grupos como  responsables de la misma y se presentan actitudes de discriminación y rechazo que pueden tornarse peligrosas. De acuerdo a la RAE, “estigmatizar” significa afrentar o infamar. El hecho de culpar o infamar a ciertos grupos es una hostilidad innecesaria a la persona y una amenaza para toda la Sociedad. Alimentan esta situación, la proliferación de información errada difundida sin el soporte de evidencia suficiente y de falsas noticias, que a su vez, llevan a la generación de estereotipos sobre los enfermos o los potencialmente enfermos. Así:

  • los descendientes de algunas etnias,
  • el personal de Salud,
  • los adultos mayores,
  • los que salen del período de cuarentena,
  • las personas que tienen la enfermedad y su entorno familiar y afectivo,
  • las personas que habitan en barrios carenciados vulnerables,
  • los viajeros a su regreso,
  • las personas discapacitadas, entre otros, son víctimas de esta segregación, de volverse objeto de infamias.

Además, se producen inconvenientes y obstaculizaciones que complican las medidas que deben tomar los administradores de la pandemia. El intento de las personas de evitar contagiarse lleva al hecho de estigmatizar y esto, a su vez, conduce al aislamiento de las personas afectadas o potencialmente afectadas, que se sienten olvidadas, rechazadas, lo que produce condiciones de depresión, irritabilidad con miembros de su grupo afectivo y otras personas. 

La definición de “salud” según la OMS dice que: "La salud es un estado de perfecto (completo) bienestar físico, mental y social, y no solo la ausencia de enfermedad”, por lo que, sin duda, el hecho de estigmatizar daña la salud y esto se agrava más aún si la persona no se dispone de los recursos para su propio cuidado o para el de su familia. 

Se sabe que si se producen rechazos, es posible que haya trabas para tomar decisiones en estudios epidemiológicos mediante pruebas de screening, también para hacer diagnósticos definitivos y para el tratamiento de la patología. Es posible que las personas con síntomas no acudan al médico, nieguen su padecimiento, no aceptan hacerse pruebas de laboratorio, lo cual dificulta el control de la expansión de la pandemia.

Entonces se plantea qué medidas tomar para neutralizar el estigma y tienen que ver con:

  • Informarse en fuentes verdaderas y seguras basadas en evidencia de COVID-19 de Centros internacionales reconocidas, como OMS, CDC, OPS, UN, y otros;
  • Socializar solo información certera con el entorno;
  • Refutar informaciones equivocadas;
  • Tener actitudes solidarias con las personas que sufren por la pandemia;
  • Respaldar a los trabajadores de la Salud que están en la primera línea, al lado del enfermo;
  • Respaldar a los trabajadores de actividades esenciales;
  • Educar, educar y educar para derrotar los estigmas que puedan instalarse en la Sociedad.

COMITÉ DE ÉTICA EN INVESTIGACIÓN DE CUBRA